Febrero-marzo 2017

Lapland Extreme en Finlandia

Participación con esquís de fondo y tirando de mi propio trineo el desafío más extremo del país. 900 kilómetros y sólo 30 días para recorrerlos.

Plano Lapland Extreme Challenge

Lugar: Laponia (Finlandia).

Salida: sábado 18 de febrero de 2017 a las 09:00 horas.

Tiempo máximo de realización del recorrido: 1 mes.

Tiempo de travesía realizado: 11 días.

Recorrido: 900 kilómetros alrededor de Laponia.

Lapland Extreme Challenge es el desafío de superación humana más extremo de Finlandia. Los participantes tienen que recorrer los 900 kilometros de ruta marcada en un máximo de 30 días. Cada uno diseña su propia ruta y lleva su propio ritmo. No hay señales, ni pistas o puestos de control, sólo puntos obligatorios de paso y dos zonas por las que está prohibido pasar. Eso sí, podemos detenernos cuando y donde queramos, incluso dormir en hoteles. Hasta el momento nadie ha conseguido finalizarlos.

Tras 11 días compitiendo, cuando estaba cargando las batería de mis aparatos en una casa de ganaderos de renos, a la luz me di cuenta que tenía tres de mis dedos de los pies de un color morado extraño.

En mi caso, tampoco lo he conseguido. Tras 11 días compitiendo, cuando estaba cargando las batería de mis aparatos en una casa de ganaderos de renos, a la luz me di cuenta que tenía tres de mis dedos de los pies de un color morado extraño. Al día siguiente, en un hospital los médicos confirmaron mis peores presagios, congelación. Si continuaba con la expedición, tenía todas las posibilidades para que me los tuvieran que amputar. Ahí termino mi aventura.

El reto comenzó con un percance, cuando no habían pasado ni 24 horas del inicio, el sábado 18 de febrero, me caí con la mala suerte de que el trineo me dio en la cara, produciendo una gran herida bajo el labio que casi unía el interior con el exterior de la boca. Esta fue mi primera visita al hospital en Finlandia, donde me tuvieron que dar 6 puntos de sutura. Nada que no me permitiera volver a la prueba con las mismas ganas del principio.

Todo el recorrido lo hacía a menos de 0 ºC, por lo que la herida de la cara en ningún momento se hinchó y no me dio mayores problemas que un pequeño dolorcillo. Mientras, disfrutaba con la expedición, era 100% orientación, diferente a todo lo que había hecho hasta el momento. Me sentía con ganas y físicamente en unas condiciones inmejorables.

Uno de los días estaba cansado después de haber realizado una jornada andando con los esquís. Decidí acampar y directamente me metí en el saco con las botas, ni me cambié de calcetines. Al día siguiente seguí mi camino sin problemas. Aquí estuvo mi error de manual en entornos fríos: No cambiarme de calcetines ni botas. Debieron quedarse húmedos mis pies y yo sin ser consciente continué con el desafío. El resto de días con la falta de luz no vi su estado.

Yo elegí realizar el recorrido con esquís de back country, unos esquís más duros que los de fondo, y tirando de un trineo donde llevé todas mis pertenencias.

Yo elegí realizar el recorrido con esquís de back country, unos esquís más duros que los de fondo, y tirando de un trineo donde llevé todas mis pertenencias. Podría haber escogido entre fat bike, pulka o ir andando… unicamente la organización excluye los vehículos de motor. Estaba obligado a llevar conmigo: un dispositivo de seguimiento por satélite, baterías suficientes para el aparato de seguimiento satelital, un teléfono móvil, cargador de baterías y un silbato.

Me quedé con las ganas de continuar, pero abandonar era la decisión más sensata en el estado en el que se encontraban mis pies. Regreso seguro. Muchas ganas de terminar el recorrido. Una experiencia 100% recomendable para gente con experiencia.

¡A por mi vuelta a España en paddle surf este verano! Pronto estaré de vuelta.

Fotos