Dificultades de un aventurero en paddle-surf en Groenlandia

Antonio de la Rosa reto Círculo Polar Ártico

11 días para realizar un recorrido que pensé que me llevaría 4 o 5. Condiciones muy desfavorables, viento, lluvia; y sobre todo, previsiones meteorológicas imprevisibles y que no coincidían muchas veces con la realidad.

Abandoné Illorsuit empezando el día genial. Viento lateral para terminar la isla que se mantuvo hasta la pequeña isla de Orgordit, con una cota de 36 metros que me vi obligado a coronar. Comida y cruce a la península de Nunavik. Pensé que esta cruzada de 30 kilómetros seria problemática, pero el viento fue bastante respetuoso y llegué muy bien a la desembocadura del río Equtat.

Mucho trabajo como siempre. Más de 1 hora para poner el material a salvo. kilos y kilos en 4 grandes bolsas y la tabla que esta vez la subí unos metros por el río pensando que seria mas cómodo para salir. Pues no. Al día siguiente la marea había bajado muchísimo y tuve doble trabajo para salir.

Por fin parecía que serian buenas las condiciones. Viento del Este que me llevaba a buen ritmo hacia la desembocadura de la bahía, incluso paré a hacer fotos a una cabaña abandonada de cazadores que la usan de refugio en invierno.

Mientras estaba cruzando el delta del rio Tassiusap, el viento era más fuerte y mantener el equilibrio cada momento más complicado. Por suerte, mi tabla Sps Stand Up Paddle es increíblemente estable y se mantienen muy bien en mar movido.

A tan solo 1 kilometro de Cap Cranstown, un vendaval de viento del Oeste me hace pasar apuros para mantener la dirección ¡Imposible! No me queda mas remedio que buscar la salvación de una incómoda playa de piedras y esperar a que amaine el viento. No se cuánto tiempo tuve que estar allí, pero estaba convencido que cuando saldría sería porque ese viento se había parado ¡Que suplicio!

Duermo bastante bien en la playa de piedras y consigo salir sin mucha dificultad. El mar esta como un plato. Giro la punta que ayer no pude pasar y a buen ritmo camino hacia el Norte.

Tras 4 horas llego a una zona que he visto en el mapa que tiene una especie de barrera de roca entre el mar y unas lagunas interiores. Me acerco a la orilla y me parece que es un buen sitio para comer y seguir. Gran error.

Paro un rato. El viento se empieza a levantar del sur y pienso «genial, aprovecharé para surfear». Preparo todo, veo que esta pegando duro en las rocas pero pienso que no será problema como siempre, pero esta vez se complican las cosas. Una cantidad de olas incesante me hace dudar para entrar. Al final me tiro y ¡Plas! revolcón por las piedras. La tabla con 130 kilos encima me golpea en el cuadriceps. Y problemas para sacar todo del agua. Pierdo un par de cosas sin importancia.

Otra vez para fuera, vuelvo a preparar todo para entrar la mar y veo que el oleaje no para. Creo que no fue una buena idea parar aquí. Decido esperar que cese la marea. Hago un fuego para secar cosas, pasan las horas y las olas siguen atizando. Me tiro 1 hora analizando la constancia de las olas y veo que no hay tiempo.

El problema fundamental es que las tablas de SUP tienen una quilla que sirve para mantener la deriva y mejorar la estabilidad, pero esta no debe pegar en las piedras para no partirse. Yo ya he roto 2… con lo que para salir hay que poner la tabla de espaldas, cargar las bolsas cuando esta en el agua, etc. Hace falta al menos 1 minuto apurado para cargar la parte de atrás , atarla bien y salir. Extresante un poco.

Al final paso la noche allí. Veo las previsiones y parece que no van a mejorar estos días. Decido probar el sistema de arrastre que había preparado para la zona norte con intención de realizar 2 kilómetros por el interior hasta unas lagunas que hay paralelas al mar y recorrer después unos kilómetros por ellas para buscar un mejor lugar para entrar al mar

Parecía fácil poner los 4 trineos que tengo debajo de la tabla y las ruedas atrás del todo, encima los mas de 100 kilos y arrastrar los 130 kilos con el arnés por encima de piedras y turba. Pues media hora para 100 metros. IM-posible, se clavaba de adelante y no había manera.

Al final, tengo que portear todo por tandas y la tabla con las ruedas, como 6 horas de sherpa para 2 kilómetros. Consigo llegar a la laguna y como tiene muy poca profundidad no pongo la killa, con lo que me cuesta mucho manejar la tabla con el viento sur tan fuerte. Y lo peor, son 3 lagunas separadas unos metros entre ellas, más curro.

Al llegar a la última laguna consigo salir al mar y remar unos kilómetros. Agotado hago una parada en una buena playa, duermo unas horas y me despierto con bastante viento del sur. Confirmo previsiones y son malísimas, el viento irá en aumento hasta los 50 km/h y viene bastante lluvia y frio, grrrr.

Casi 2 días esperando dentro de la tienda a que mejoren las previsiones. Como sabéis, frustraste, pero es lo que hay. Paciencia.

Al final, salgo con un viento leve que se complica al paso del Cabo Sigguk. No consigo bordearlo y tengo que parar en una entrada rocosa que hay antes ya que en los próximos 8 kilómetros no hay nada para parar. Son acantilados altísimos que caen directos al mar con varios peligros: que te tire una ola de rebote del acantilado por ir tan cerca; que el viento te lleve a las rocas; y uno con el que no contaba bastante curioso, en la parte alta del acantilado hay una cornisas impresionante, vi caer un trozo y parecía un desprendimiento de roca desde esa altura. No quería que me cayese ninguna…

El lugar donde estaba no era bueno. Si sube la marea estoy jodido, con lo que pongo los estabilizadores a la tabla. Como perdí uno por allá… improviso otro con un bastón de treKking y el Restube de mis amigos de Poipoi, es un sistema de flotación personal que se infla como el chaleco de un avión. Al final me funciono perfecto.

Nunca le dije a la family pero un pescador en Illorsuit me dijo que esta punta era muy peligrosa y ya se había cobrado alguna vida.

Vientos racheados y de frente para superar los acantilados hasta llegar a un lugar seguro. El arroyo Siggup y su laguna, buen sitio para reponer fuerzas y descansar.

Al día siguiente las condiciones siguen siendo malas. Debo intentar pasar a la isla de Skalo para atajar y decido hacerlo con viento en contra. Durísimo llegar pero merece la pena ver los acantilados de 600 metros de altura.

Me lleva otro día mas bordear la isla, aunque voy cerca de la costa, los vientos todo el tiempo están cambiando y encima hay muchísima corriente en contra. Es el primer día que me encuentro agotado al terminar.

Me quedan unos 40 kilómetros para llegar a Sondre Upernavik, una aldea bastante aislada pero con casi 200 personas de población. Pienso que los podré hacer de un tirón, pero nuevamente las condiciones no son buenas, el cielo esta gris, viento contrario a las previsiones y otro cabo que debo pasar, Kangarssuk. Tras 3 tramos de 7 kilómetros me sitúo enfrente de Sondre, está a sólo 15 kilómetros cruzando la bahía de Suvdlua, pero no se veía. Había entrado una niebla espesísima y me cuestaba incluso ver la orilla, con lo que paré en una zona llena de algas para esperar a que se levantara la niebla.

Al salir ví que había muchos mejillones pegados a las algas, con lo que pensé que un poco de hierro y proteína fresca me vendría muy bien. Además, cena gratis.

Al día siguiente, el viento se había parado aunque la niebla seguía. Coloqué el GPS en posición de Goto y en poco mas de 2 horas a ritmo competición conseguí llegar a esta pequeña aldea donde ya se nota que la caza de focas, morsas, ballenas y narvales, es mas potente.

Me cuentan que el verano está siendo muy extraño. Es como si estuviera a punto de entrar invierno, muchas nieblas y viento. Aquí en septiembre empieza a nevar normalmente. Poco margen. Veo difícil poder llegar a Thule con estas condiciones y retraso. Creo que voy a tener que dividir esta expedición en 2 temporadas. Cuando llegue a Upernavik, a unos 150 kilómetros al Norte de aquí, el pueblo mas poblado antes de Thule, tomaré la decisión.

Mañana creo, aquí pierdes la noción del tiempo, cumplo uno más. No es malo el sitio para pasar un cumpleaños, pero seguro que es diferente, je,je.

!!!!Vamosssss!!!! Sigo pal Norte.

#‎triwinterchallenge