Reflexiones sobre la Iditarod Trail

Primer reto de mi Tri Winter Challenge hecho: Alaska invernal en fat bike. No puedo decir que haya sido superado, tuve que abandonar en el kilómetro 550, el octavo día de competición. Fue una lástima. Ha sido la primera expedicion en la que me he embarcado que no he concluido con exito. Física,técnica y psicológicamente no me encontré bien.

Salí el 28 de febrero de knik, junto a Anchorage, y tenía que haber llegado a Nome tras recorrer sobre mi fat bike 1049 millas, más o menos 1600 kilómetros. Sigue el mismo recorrido, a excepción de los primeros 50 kilómetros, que la carrera de trineos de perros mas importante y prestigiosa del mundo, la Iditarod Sled Dogs, con 44 años de historia y cuyo trazado sigue la ruta de los buscadores de oro del Yukon. Además, se puede realizar compitiendo en bicicleta, a pie o con esquís de fondo. Yo hace dos años ya la realicé completa con esquís de fondo,tarde 42 dias. Continuar leyendo “Reflexiones sobre la Iditarod Trail”

Regreso a Madrid

Preparando las maletas en Anchorage para regresar a Madrid.
La bolsa de SPS para la tabla de Sup es perfecta para viajar con mucho material. ¡Grandessss!
La maleta de plástico que me regaló mi amigo Fran Costoya ahora es de cinta americana…

Desmontar discos y rezar para que llege entera mi fat bike Stevens de Macario me tiene que durar para hacerle más kilómetros en nieve. Ahora que la sierra de Madrid esta blanca, hay que seguir mejorando en esto. Continuar leyendo “Regreso a Madrid”

Viendo la Iditarod de perros

Que mejor manera de esperar mi vuelo de vuelta que viendo la carrera mítica de trineos de perros Iditarod.
A 300 metros de la casa de Peter, donde me encuentro alojado, un Alemán encantador afincado en Mcgrach desde el 77 por amor. Esta zona es una de las paradas más importantes de la travesía canina, donde muchos musher aprovechan para poner a descansar a sus perros por 24 horas, lo obligatorio en el reglamento. Continuar leyendo “Viendo la Iditarod de perros”

Me retiro de Iditarod Trail

Esta vez no ha podido ser. Después de una noche muy fría cerca de Ophir, pueblo abandonado minero de la ruta Iditarod, donde incluso pasé frío y sensación de agotamiento dentro de la tienda tubo de Trango World, he decidido retirarme con mucha pena y volver los 50 kilómetros andados a Mcgrach.
Poco más que contar. Tras varias expediciones exitosas, la Iditarod en fat bike se me complicó desde el principio. Espero aprender lo máximo de este fracaso. Continuar leyendo “Me retiro de Iditarod Trail”

Llegada a Mcgrach

¡¡¡Llegué a Mcgrach!!!! 350 millas,un tercio del recorrido.
Llevaba 2 días pensando en retirarme aquí, es la meta de la carrera “corta” de casi 600 km… Y hay logística para volar de vuelta.
Llevo molestias en mi rodilla izquierda, vieja condromalacia de mi época raider, los antiinflamatorios ya no me hacen efecto. Pero tampoco va a más, soportable…
Hoy recorrí 80 kilómetros pensando en la zona que fue más bonita hace 2 años. Entre Mcgrach a Ruby, en el río Yukon se encuentras los poblados abandonados de la fiebre del oro. La vida allí tuvo que ser una locura hace 80 años. Continuar leyendo “Llegada a Mcgrach”

Encuentro con un Moose

5 días para llegar a Nikolai, 500 kilometros de recorrido que se me han hecho excesivamente duros.
Llevo la fat bike demasiado cargada, he tenido problemas con los soportes de las alforjas, algunas veces me pegan las ruedas. Son mas grandes que el tamano del cuadro ¡ Gran error! Menos mal que al menos llevo clavos, si no seria imposible transitar por los lagos helados.
Las alforjas están bastante rotas ya. Empiezo a usar cinta americana y bridas, lo típico…
Me falta un poco de practica en esto del alforjismo y largas distancias. Cero problemas mecanicos con la Stevens de Macario, por fortuna. Continuar leyendo “Encuentro con un Moose”